viernes, 3 de octubre de 2014

LIBRO DE EDIFICIO: CRITICA A LA SITUACIÓN ACTUAL

Este post lo pongo como critica directa a la situación que existe con el documento que en la actualidad se exige como gestión en la vida de un Edificio como es el "Libro del Edificio".


Según DF 322/2000 (En Navarra) marca los guiones básicos en la gestión del Libro del Edificio. Dichos guiones intentan protocolizar el historial de vida de un edificio desde que se proyecta, se entrega y entra en uso.


libro del Edificio
Libro del Edificio: Edificios entregados después del 2000
Para ello marca un conjunto de documentos que deben reflejar el historial del edificio :
- Proyecto
- Licencias
- Manual de uso y conservación
- Contratos de mantenimiento
- Guión de revisiones realizadas
- Actuaciones realizadas con posterioridad,(reformas), ....    

Todo muy bien armado, custodiado, bla bla...... para edificios entregados a partir del 2.000 
Hasta aquí todo parece que tiene un sentido que es el buen mantenimiento de los edificios y su calidad en el envejecimiento.

Libro del Edificio


Parece que la persona encargada de llevar este registro, a simple vista, tendría que ser un técnico que entendiese los distintos elementos del edificio y pudiese dar respuesta a los distintos casos que se pudiesen producir (incidencias).

Es aquí donde empieza mi desazón....
Todos conocemos de empresas que tienen un sistema pensado de tal manera que llevan un registro, cumplen con la ley, y todo gestionado desde la oficina y sin personal cualificado de tal manera que hacen lo que vienen siendo un libro del Edifico Low cost.
En el momento que sale alguna incidencia o no están preparados técnicamente para resolverlo o pasa todo por un sobre coste del servicio.
También existen empresas que realizan la gestión del edificio con técnicos cualificados que por desgracia están en nómina de otras empresas de más calado dentro de la vida del edificio (constructoras, empresas de extintores, ...) que utilizan la contratación de este tipo de técnicos para derivar ingresos.
El sistema consiste en ofertar un precio muy económico del servicio de tal manera que dicho técnico realiza visita al edificio con la única intención, no de realizar un mantenimiento lógico, sino de apuntar un conjunto de incidencias (muchas insignificantes) para derivarlo ( en concepto de pequeños gastos) a la constructora que realmente esta pagando sus servicios. Este tipo de gastos esta hinchados y permitidos por los agentes que controlan el edificio.
Libro del edificio


Dicho todo esto y con este panorama es normal que al vecino (cliente) no le sea de agrado contratar este tipo de servicios ya que o lo ven como innecesarios o como un foco de gastos.

Si realmente el agente que revisa el edificio, es un técnico competente, independiente en su labor, comprometido con el fin ultimo que es el evitar males mayores, el vecino (cliente) apreciará dicha labor y lo verá como algo necesario e imprescindible.

Por otro lado en la actualidad desde la administración no se están tomando las medidas adecuadas para inspeccionar que dichos trabajos se están realizando correctamente.
Existen comunidades de vecinos que por decisión en junta ( y permitido por el administrador) deciden que no se lleve el libro del edifico. Este es un ejemplo de que la administración es impasible con esta ley ya que no posee un registro de dichas actuaciones.
La administración desconoce actualmente si se realiza el seguimiento del libro del edificio y tampoco si cuando se hace se hace correctamente.
Recordemos que para los certificados energéticos no les ha costado nada generar un registro de los inmuebles con certificado e incluso multar si estaban en alquiler sin él.

Este es el panorama del libro del edificio una herramienta metida en un cajón que nadie quiere usar y el que lo hace lo hace por obligación.

Mi propuesta busca ser integro con el trabajo realizado, preocupándome por que las cosas se hagan bien y sin intereses contrapuestos que puedan hacer peligrar estos valores.
Si perteneces a una comunidad de vecinos consúltanos y te daremos respuesta:
Libro del edificio
 







  

Contacto Blog

Eduardo Apesteguía
Eduardo@arqtecnavarra.es